martes, 11 de enero de 2011

¡Puagh!

Estoy harta de tener que estar tomando medicina. No saben cómo me enfada tener que estar pegada a esas dos cajitas... Dian.e y metformi.na

La última vez que tomé Dian.e me pareció divertido pensar que con ello podría confirmar de una vez por todas que soy lesbiana sin implicación hormonal (Chicas, díganle a sus mamás que no hay terapia hormonal que les quite nada de nada jajaja). Lo tomé 7 u 8 meses y seguí siendo tan lesbiana como siempre. Esta vez tomo Dia.ne con el fin de poder tener una inseminación con un ciclo natural.

Algunas ya lo han de saber, pero sé que tengo amigas lectoras que no tienen ni idea de esto de los caminos de la inseminación artificial. Para empezar hay dos caminos: sin estimulación ovárica y con mínima estimulación ovárica (con clo-mifeno por ejemplo), en el primer caso, tu cuerpo produce un hermoso folículo que es estimulado para reventar más o menos en un periodo conocido y es ahí donde se tiene la ventana para realizar la inseminación. Si se llega a producir el embarazo, el cuerpo lúte.o funcionará como "una yema" y sostendrá el embarazo durante los primeros días. En el caso de una estimulación ovárica, el cuerpo tiene muchas más probabilidades de producir más de un óvulo y además, no tendrá esta "yema" así que además de la delicia de tener que hormonizarse para ovular, habría que estar tomando o colocándose progesterona por 12 semanas...

Eso es lo que quiero evitar. Me gustaría que mi cuerpo sostuviera mi embarazo naturalmente, que después de un positivo no tuviera que preocuparme por sangrados y progesterona.

Pasaron tantas cosas en el último año relacionadas con el bicho del bebé. No les he contado todas. Entre ellas le puedo enunciar: un donador arrepentido, el Sr. Gonorrea, el catálogo del banco de esperma, la histerosalpingografía, la toxoplasmosis, la eutanasia de nuestra querida Tucita, 3 ciclos anovulatorios, contemplar a Ro como la primera en gestar,dos abuelas que ya quieren un niet@ y 3 meses de "vamos a poner en pausa tus ovarios para ver si vuelves a ovular como lo hacías cuando pasaban todas las demás cosas". Ahí es justamente donde ando. Estoy justo en medio del segundo mes.

En el primer mes me dolió la cabeza durante casi toda la primera semana, este mes se me han hinchado los senos, ayer no quería ni que mi Ro me abrazara porque me sentía como globo. A ver qué me trae el tercer mes. Todo sea por nuestro bebé.

2 comentarios:

  1. :) Animo!... todo sea por su bebe :).. Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Sí, no hay de otra más que tener paciencia.

    Saludos Marin!!!

    ResponderEliminar